BANNER

miércoles, 16 de abril de 2014

Seis propuestas contra las ciber-estafas para usuarios de banca online

“Los usuarios cada vez compran más a través de internet y por tanto existe más riesgo de convertirse en víctimas de la ciber-delincuencia” ha asegurado hoy la empresa de seguridad en red Kaspersky Lab, que ha presentado un índice de medidas de protección para las cuentas bancarias de los internautas.


DETECTANDO CIBER- ESTAFAS

La ciber-criminalidad “online” a la que pretende enfrentarse Kaspersky Lab se centra en métodos de instalación fraudulenta de softwares malignos, invisibles para el propietario de la cuenta pero capaces de modificar y controlar las páginas.

Son los llamados “Man-in-the-middle”, un ataque cibernético en que el estafador intercepta los mensajes que se envían dos usuarios imitando al menos a uno de ellos, y “Man-in-the-browser” un tipo de virus troyano que interrumpe la comunicación entre el usuario y el navegador o el sistema operativo y guarda los datos de las cuentas y las contraseñas.
Así, “la dirección web que se está viendo será correcta y se accede sin problemas al sitio web del banco legítimo, pero los ciberdelincuentes podrán interceptar la transacción, robar los datos financieros y, sobre todo, el dinero”.

“Es conveniente estar alerta y vigilar las cuentas de PayPal, Amazon, Google Checkout y otras cuentas de pago a través del ordenador” ha aconsejado la empresa proveedora de antivirus, que ha indicado también la necesidad de actuar de inmediato ante la detección de una posible actividad sospechosa.

El síntoma más evidente de una incursión maliciosa en las finanzas “online” es la actividad no autorizada, “por pequeña que sea” ha advertido la empresa, ya que “los cibercriminales saben que los usuarios están pendientes de sus transacciones y no tienen por que destacar en su fraude”.

Las notificaciones son una ayuda que no debe ignorarse a la hora de mantener este control, puesto que “el cliente puede recibir un correo electrónico confirmando que los detalles de su cuenta han cambiado y puede dejarlo pasar sin saber que la cuenta puede estar comprometida”.

Otra norma básica es la de no atender llamadas de números desconocidos que dicen ser portavoces del proveedor bancario, en este caso el usuario debe llamar al número de teléfono habitual de su entidad bancaria y consultar sobre la “falsa llamada”.
La empresa aconseja también prestar atención a los remitentes desconocidos de correos electrónicos o mensajes de móvil, a los que es preferible no responder para evitar la sustracción de datos.

En caso de que, a pesar de estas indicaciones, se detectase una actividad anómala en la cuenta es aconsejable repasar el historial de enlaces en los que se ha pinchado, especialmente los que aparecen en mensajes basura con el texto “cancelar suscripción”, ya que emiten suscripciones y bajas falsas para recopilar las direcciones de correo electrónico activas.

EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario