BANNER

viernes, 9 de mayo de 2014

Consejos para cuidar la voz y evitar la disfonía docente

La voz es uno de los más importantes instrumentos de los docentes, ya que hablamos continuamente con nuestros alumnos en el aula, y es por ello que debemos tener un especial cuidado en ella, para evitar serios problemas de salud. 


CUIDEMOS NUESTRA VOZ
La disfonía es uno de los problemas más comunes que se dan en nuestra profesión, ya sea por una mala utilización de la voz por falta de conocimientos para hablar de manera adecuada sin dañarnos, o por un problema físico. Se define como un “Trastorno momentáneo o duradero de la función vocal considerado como tal por la propia persona o por su entorno”.

Los síntomas más claros que nos indican una posible disfonía son: ronquera, carraspeo, aspereza; cambios del tono de la voz; dolor agudo asociado al uso vocal; y cambios en la habilidad para hablar.

Aquí les dejo unos consejos para que cuide su voz, pero no olvides que si tienen problemas persistentes debes acudir a un especialista a que los oriente y los trate.

Lo que debemos hacer para tener una voz sana es:

- Mantener una buena higiene de boca y nariz, tratando los enfriamientos y los problemas alérgicos en cuanto se presenten.

- Dormir y descansar lo suficiente.

-  Evitar el tabaco y el alcohol
- Atiende cuanto antes infecciones respiratorias y alérgicas
- Consultar a un médico si tenemos síntomas de reflujo gástrico
- Beber abundante líquido durante todo el día y especialmente antes y durante el habla seguida
- Respetar el reposo vocal horario (15 minutos cada hora de habla seguida. Reposa la voz después de la jornada laboral. Reposa el fin de semana)
-  Evitar gritos, ruidos, imitaciones con la voz y usarla continuamente si no tiene entrenamiento.
-  Evitar esfuerzos de voz durante el ejercicio físico.
-  Evitar carraspear y toser continuamente para aclarar la garganta.
- Mantener la garganta relajada cuando comience a hablar
- Evitar ambientes contaminados por ruido y humo.
- No hablar con la boca semicerrada,
- Evitar ambientes ruidosos que obliguen a elevar el volumen

-  Evitar ambientes cargados y tóxicos (humo, disolvente, polvo..)
-  Usar humidificadores en ambientes secos (calefacción, aire acondicionado…)
- Mantener la postura adecuada, sin forzar los músculos.

- Evitar el estrés.

En nuestra práctica diaria en el aula, podemos utilizar diversas estrategias para captar la atención de los alumnos, y en realidad  dan más resultado que ir gritando por el aula.

- Sustituir los gritos de atención por otras técnicas que igualmente capten la atención de nuestros alumnos, como  por ejemplo:

- Dar unas palmadas,

- Contar con algún elemento de ayuda, como una campana, un cascabel, etc.

- Apagar y encender la luz varias veces seguidas (los niños se extrañarán y se callarán, entonces podrás hablar sin forzar la voz)

- Comenzar a cantar una canción conocida por ellos muy bajito. Algunos empezarán a seguirlos, e irán cantando, hasta que todos lo hagan. Entonces al acabar la canción y todos callen podrás hablar sin problemas y sin forzar la voz.

- Llamar a varios alumnos y explicarles un “secreto” al oído. No hay mayor curiosidad que la de los niños. Ten por seguro que todos callarán para “ver” que es eso que le contaste a los otros compañeros.

- Empieza a explicar un cuento con la frase mágica… Erase una vez. Y sigue contando una historia que les inventes que sea protagonizada por los niños. Todos querrán estar en la historia, y  debes de ir nombrando a los que estén callados.

- Felicitarlos. Si están callados, puedes decir en voz alta (no grites)… Felicito a …, por que está muy guapo/a trabajando o jugando, o almorzando (lo que esté haciendo).  Todos quieren que los felicites así que callarán bien rápido.

- Pon una canción infantil que les guste en un CD. Todos comenzarán a cantar rápido.

- Simplemente siéntate, y míralos mientras se callan. Los que los vean irán avisando a los demás de que estas esperando para hablar. Cuando callen, pregunta… ¿Puedo hablar ya?. Gracias.  Y explica lo que tengas programado.

Espero que les sirvan. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario