BANNER

domingo, 12 de abril de 2015

‘Dead Synchronicity’ persigue la emoción adulta

“Dead Synchronicity: Tomorrow Comes Today, es un videojuego de aventura gráfica en dos dimensiones, de temática “madura” y con un arte impactante, según el productor de Fictiorama Studios, Luis Oliván.



FULL ENTRETENIMIENTO

“Queremos ofrecer al jugador una experiencia que le emocione, que le llegue dentro y que a veces le haga pasar un mal rato, pero el juego tiene sobre todo la finalidad de lograr una emoción. (…) Nuestro juego no va dirigido a niños, ni siquiera a adolescentes, porque trata temas comprometidos”, ha afirmado el productor de Fictiorama Studios, Luis Oliván.
Y son tres los elementos con los que el estudio -conformado pretende conseguirlo: una trama que aborda temas “maduros”, una música “impactante” y un arte “muy personal” y reconocible como propio de Dead Synchronicity.
El punto de partida de la historia es una “distopía”: en el mundo han ocurrido una serie de catástrofes conocida como “la gran ola” que ha acabado con las comunicaciones y las fuentes de energía.
A la vez, se propaga una epidemia que está diezmando a la población, una enfermedad que da a las personas capacidades cognitivas especiales pero las termina reduciendo a un charco de sangre.
En ese escenario, el protagonista del videojuego despierta amnésico en una especie de campo de concentración y tendrá no sólo que descubrir su identidad, también el secreto que subyace a la epidemia y a la gran ola.
El jugador le ayudará a desentrañar esos misterios con las mecánicas clásicas de aventura gráfica: puzzles, árboles de diálogo e inventarios, pero con una interfaz “fácil de jugar”.
Oliván ha asegurado que Dead Synchronicity bebe de referencias como Monkey Island, Broken Sword, El día del tentáculo, I Have No Mouth and I Must Scream, Sanitarium y The Cat Lady.
El productor de Fictiorama ha apuntado que “es una suerte poder liberarse de los estándares y ver el videojuego como una experiencia más global, más artística”.
“Aquí tenemos muy claro que los videojuegos tienen que entretener, es una función básica, pero entretener no significa hacer reír o entusiasmar desde un punto de vista únicamente hedonista, sino que con un videojuego puedes contar historias incluso con un nivel de implicación emocional más potente en el cine o la literatura porque hay una interacción”, ha subrayado.
“Afortunadamente hay un público que disfruta de ello y que parece que puede sostener la industria“, ha añadido.
El productor ha destacado que la industria del videojuego está “muy viva en España”, con proyectos capaces de “competir de tú a tú con cualquier juego de cualquier industria”, si bien es “imprescindible apuntar fuera”, tener visos de internacionalización desde los primeros pasos del proyecto. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario