BANNER

lunes, 6 de abril de 2015

"Viviendas inteligentes" mediante aparatos interconectados

Qihoo 360, ha anunciado un plan para ofrecer un "ecosistema" tecnológico capaz de crear "viviendas inteligentes", a partir de la interconexión de los electrodomésticos y aparatos eléctricos del hogar a través de internet y el celular.



LA INTELIGENCIA EN CASA
El anunció fue realizado por el presidente ejecutivo de la firma, Zhou Hongyi, en la Exposición Mundial de Aparatos y Electrónica, en donde indico que invertirá más de 10.000 millones de yuanes en desarrollar esta tecnología (1.510 millones de euros, 1.596 millones de dólares), en la que utilizará además la interconexión de los aparatos de la casa con cámaras y servidores de conexión a internet inteligentes.

Para ello, la firma china se aliará con fabricantes de electrodomésticos y electrónica del país, como Haier y AUX, y así espera llegar a los más de 700 millones de usuarios de teléfonos móviles de toda China.

Qihoo sigue así los pasos de la fabricante de teléfonos Xiaomi, aliada con Midea, o el gigante del comercio electrónico Alibaba, con Meizu.

La interconexión de los electrodomésticos y las posibilidades de programación y de un uso más sencillo que ofrece esta tecnología, al controlarlos también desde aplicaciones para teléfonos móviles con conexión a internet, aspira a cambiar el sector, una revolución que podría comenzar este mismo año.

Así lo aseguró a Efe Mao Hongjian, director del Instituto de Investigación M-Smart de la fabricante cantonesa Midea, que trabaja en este tipo de avances desde 2008, aunque prevé que "2015 marcará probablemente el inicio del verdadero despegue de esta tecnología".

De hecho, algunos productos que la incorporan llevan ya en el mercado desde el año pasado, como es el caso de los aparatos de aire acondicionado de Midea, de los que el 40 por ciento de los que hoy hay a la venta ya son "inteligentes", una proporción que podría duplicarse hasta un 80 por ciento hacia 2016, dijo Mao.

"Esto va a cambiar rápidamente los hábitos de muchos usuarios", vaticinó, tanto en las grandes ciudades del país como en el interior más rural de China.

"En general, el mayor grupo de consumidores más dispuestos a probar y aceptar estas nuevas tecnologías son los nacidos a partir de 1985 (jóvenes de hasta 30 años), y suele ser gente muy educada: incluso los de origen rural que van a la ciudad a trabajar, suelen aceptar muy rápido las nuevas ideas", indicó.

Por eso, aseguró que "no hay grandes diferencias (entre ellos) en cuanto a hábitos de consumo, aunque tal vez sí en su sensibilidad a los precios", ya que los salarios en las ciudades son mayores. EFE


No hay comentarios:

Publicar un comentario