BANNER

viernes, 22 de mayo de 2015

¡A dormir! 10 errores comunes al acostar a los niños

La tarea de acostar a los niños a dormir todas las noches no debería convertirse en una pesadilla pero lamentablemente para muchos padres es así. Pues si ahora estás teniendo problemas aquí encontrarás los errores más comunes que los padres cometen.


CONÓCELOS Y EVÍTALOS
10  errores al acostar a los niños  a dormir y sus soluciones

1.- Acostar a los pequeños muy tarde: un bebé o niño debería acostarse a dormir antes de las 8 de la noche y es que de hacerse más tarde estarán muy fatigados y muchas veces irritables. Debes tener en cuenta que nuestros pequeños necesitan entre 10 a 13 horas de descanso así que a acortarlos temprano.

2.- Arrullar al bebé o niño para que se duerma: es uno de los errores más comunes al acostar a los niños y es que como padres este estímulo nos parece uno de los más fáciles y efectivos para lograr que se duerman.

3.- Tener su cuna o cama llena de juguetes y elementos que los estimulan: Esto en realidad no es conveniente para incentivar el sueño y el descanso así que en la noche retira estos elementos.

4.- No tener una rutina para dormir: Lo mejor es desde muy pequeños preparar la mente de los niños para ir a la cama. Una ducha tibia, la puesta de la ropa para dormir,  dar el alimento, lavarse los dientes, etc., son muy útiles

5.- Un ambiente inadecuado: todas las luces encendidas en casa, mucha actividad y ruido claramente no son lo más conveniente para nuestros pequeños. Si queremos que el acostarlos sea algo más sencillos lo mejor es desde Usar una luz tenue, evitar la televisión o la música con un volumen muy elevado es lo mejor.

6.- No ser constantes con el método para acostar a los niños: si has comenzado a instaurar una rutina de sueño lo peor que puedes hacer es usarlas unos días y otros no. Para que una rutina sea efectiva la constancia es esencial.

7.- No tener en cuenta las señales de cansancio de tu pequeño. Normalmente los niños cuando están cansados y desean dormir se bostezan, se frotan los ojos o lloran. Si tu pequeño está así y lo ignoras lo agotarás más.

8.- Acostarlo en cualquier lugar: cuando se trata de ir a dormir lo mejor es proporcionarles un lugar adecuado, es decir su cama o cuna. Si bien en varias ocasiones puede que la hora de dormir llegue cuando están fuera debes tener en cuenta que acostar a los pequeños en la silla del auto o en el coche de paseo no les permite lograr un óptimo descanso.

9.- Permitirles jugar hasta muy tarde. Esto hará que a la hora de dormir los niños estén aún excitados. Evita esto y en cambio trata que tu pequeño esté relajado. No dejes de leerle un cuento o darle un rico baño.

Último error a evitar
Dejar que tu pequeño se duerma en tu cama y luego pasarlo a la suya. Esto es muy común y debes evitarlo, llevando a tu pequeño a su cama para que sea allí donde realmente se duerma. Puedes acompañarlo un rato pero el pequeño debe aprender desde pequeño a dormirse solito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario