BANNER

miércoles, 27 de mayo de 2015

¿Quién vigila los hilos de la red en el mundo?

Internet, ese inmenso espacio virtual que está revolucionando el mundo, se gobierna con un sistema muy peculiar en el que las decisiones no dependen de un solo un Estado ni una organización internacional sino de un conjunto de actores.



NADA CONFIABLE

En el marco de ese sistema “multistakeholder”, las nuevas medidas de mejora de la red las adopta paulatinamente cada uno de esos agentes en sus respectivos ámbitos, tras escuchar previamente las sugerencias planteadas por expertos en foros de la gobernanza de internet que se celebran a nivel mundial, y que recogen las opiniones de otros de carácter nacional y regional.
Precisamente esta semana se celebra en Madrid el Foro de la Gobernanza en Internet en España (IGF), en donde se debatirán desafíos como la seguridad, el acoso infantil en internet o nuevos perfiles profesionales en el marco de la economía digital.
¿Cómo se reparte el gobierno de internet? en cuestiones técnicas, la gestión de los recursos críticos de internet, es decir, el reparto de dominios y direcciones IP, lo gestiona desde 1998 la entidad estadounidense Icann, pese a que está programada la internacionalización de esas tareas para este mismo año. El objetivo es reducir fricciones entre países que acusan a EEUU de “monopolizar” la supervisión de dichas funciones.
Por otro lado, los gobiernos, a su vez, controlan la regulación de las operadoras de telecomunicaciones o empresas de internet, y eso genera conflictos entre las normas que adoptan las grandes tecnológicas en tanto las asociaciones de internet alzan la voz para exigir que se garantice la seguridad y privacidad del usuario.
¿Qué ventajas aporta a la sociedad el control compartido de internet? el reto de mantener este espacio abierto, libre de regulaciones excesivas y fuera de injerencias o control de los gobiernos, pese a que, según los expertos, todo esto está cambiando, teniendo en cuenta que las partes son cada vez más conscientes del poder que les otorga el manejo de la red.
¿Qué situaciones confirman los deseos crecientes de control de internet? casos como el espionaje masivo de internautas por gobiernos como EEUU, cuyas autoridades lo justifican por seguridad, ante peligros como la expansión del yihadismo y otros grupos terroristas además de cibercriminales organizados, que han encontrado en la red un espacio sin fronteras físicas, que da alas a sus acciones, que cometen en cualquier lugar incluso sin pisarlo.
Es evidente además la disposición creciente al control de internet de otras potencias más alejadas de EEUU, como Rusia o China, mientras que, por otra parte, los regímenes dictatoriales son conscientes de que las redes sociales interfieren en la creación de opiniones, movilizan a las masas e incluso promueven revoluciones, añaden responsables de IGF.
¿Y las empresas, qué buscan con el control de internet? mejorar sus negocios. Los datos abren un nuevo mundo sin límites a la privacidad de los usuarios a cambio de servicios gratuitos y las tecnológicas lo están explotando en su propio beneficio, a la vez que las operadoras ven cómo los clientes requieren cada vez planes que les ofrezcan más datos y conexiones más rápidas a internet, e intentan sacar partido económico de ello.
El gobierno de internet está “muy fraccionado”, reitera este experto, responsable de la Cátedra Red.es en la Universidad Politécnica de Madrid y autor de libros, como ”El debate sobre la privacidad y seguridad en la Red: regulación y mercados”, de la Fundación Telefónica y la editorial Ariel, en donde hace repaso de los próximos desafíos de internet. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario