BANNER

jueves, 4 de febrero de 2016

Consejos para prevenir la deshidratación de la piel

Durante el verano nuestra piel sufre por la resequedad gracias a la transpiración, el viento que provoca también la aparición de las arrugas. 



A TOMAR AGUA

Una de las agresiones a las que se somete nuestra piel durante el verano es la deshidratación por la transpiración, el viento, otro factor que afecta es que la radiación UV daña las moléculas de ácido hialurónico que de manera natural tenemos en nuestra piel, que ayuda a la retención del agua que debemos tener para cuidarnos.
Este tipo de moléculas tienen la capacidad de absorber 1.000 veces su peso en agua. Al dañarse dejan de cumplir su papel de hidratar, provocando resequedad y arrugas superficiales que se profundizarán con los años.
A continuación te damos algunos consejos para prevenir la deshidratación en la piel durante esta época de verano.
Es importante que consumamos diariamente de dos a tres litros de agua o jugos naturales. Debemos evitar aquellas que sean carbonatadas como las gaseosas y el café.
Aplicarnos cremas hidratantes al menos dos veces al día, porque aunque alcanzan la capa superficial de la piel, ayudan a retener agua. Lo recomendable es que se realice luego del bañarse y antes de acostarse para ayudar a nuestra piel a conservar sus líquidos naturales.
Durante el día debemos consumir frutas y verduras con alto contenido de agua como las manzanas, la lechuga y los tomates.
Por último, evitemos largas exposiciones al sol, y usar siempre protección solar con filtro UVA y UVB. Con esto evitamos las manchas y el envejecimiento prematuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario