BANNER

sábado, 17 de agosto de 2013

SINDROME DE BURNOUT

El síndrome de Burnout, es una de las consecuencias más documentadas hoy día, también llamada, síndrome de "estar quemado/a" (SEQ). Se define el término burnout, término anglosajón cuya traducción más próxima al castellano es desgastado, exhausto, pérdida de ilusión por trabajar, "quemado", en términos coloquiales.



¡BASTA DE STRESS!
El término quemado viene del deporte cuando no se pueden obtener los resultados que se esperan , aún cuando se hayan empleado todos los recursos para conseguirlos.

El burnout es el conjunto de síntomas relacionado con un estrés no atendido y que produce cansancio físico, psicológico y emocional. El burnout puede afectar a varios profesionistas; pero en especial a aquellos que trabajan directamente con personas, como en el caso de los docentes.
 
El burnout se considera grave cuando el docente no es consciente de que lo esta padeciendo y comienza a presentar algunos síntomas. Existe una escala de indicios relacionados con el burnout, cuando el docente sufre por lo menos uno de estos, ya se puede considerar problemático.

¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS? 
 
 Sentirse mal pagado y sobrepasado por el trabajo. Sentirse desvinculado del centro y de los compañeros. Sentirse incapaz de hacer frente a los problemas de indisciplina, diversidad del alumnado, trabajo burocrático.
 
Sentirse cansado, irritado y deprimido al acabar la jornada laboral. Faltar al trabajo frecuentemente por problemas leves de salud. TENER UN SÍNTOMA DENOTA ESTRÉS LABORAL. TENER TRES O MÁS SIGNIFICA ESTAR QUEMADO.
 
¿CUÁLES SON SUS CAUSAS? 

Cambios cualitativos en la sociedad: Dificultades del docente para imponer su autoridad, falta de motivación y de esfuerzo de los estudiantes, inexistencia de normas familiares, influencia de los medios de comunicación, pérdida de consideración del papel del profesorado y sensación de verse juzgado por el entorno.

Cambios en el propio desarrollo de la profesión: Reciclaje constante por la variación de los Planes de Estudios; nivel de responsabilidad elevado, conductas disruptivas e indisciplina por parte del alumnado, conflictos con los compañeros, trato con los padres y la exigencia de nuevas funciones docentes.

Ambiente físico y organizativo en los centros: Clases muy numerosas, iluminación inadecuada, exceso de ruido, presión de los horarios y de las programaciones, etc. Aspectos laborales: Falta de promoción, inestabilidad en el empleo o en el destino, bajos salarios, etc.

¿CÓMO AFECTA A LA PERSONA? 

El síndrome del quemado provoca diferentes consecuencias a nivel personal (3): Fisiológicas: Aumento del ritmo cardíaco, elevación de la Presión arterial, sudoración intensa, etc. Sobre la salud: Dolores de espalda y pecho, trastornos gástricos y coronarios, insomnio, migrañas.

PREVENCIÓN

El apoyo de familiares, amigos y compañeros para la prevención del síndrome de "burnout" es esencial. También lo es el incremento de la vida extralaboral (hobbies, actividades deportivas, etc.) y de los nuevos vínculos sociales; la adquisición de nuevos conocimientos y cursos de reciclaje profesional.

LAS CONSECUENCIAS PERSONALES 

Conductuales: Excitabilidad, irritabilidad, impulsividad, incapacidad para descansar, temblores, etc. Cognitivas: falta de concentración, bloqueo mental, olvidos, incapacidad para tomar decisiones. Subjetivas: ansiedad, apatía o depresión, frustración, baja autoestima,tensión, nerviosismo.

El burnout es un problema, porque el docente que lo sufre no puede desempeñar bien su función académica y, por lo tanto, su rendimiento es deficiente. Existen estudios que hablan de que el aprendizaje se da principalmente por observación y el modelo influye en gran parte en esto. La teoría del aprendizaje social permite explicar y cambiar cierto tipo de conductas. Por lo tanto, el modelo principal en el ámbito educativo es el docente, y si este sufre de un "desgaste emocional" esto influye en el aprendizaje del alumno.
 
También el burnout es un problema social, ya que los principales promotores de la enseñanza son los maestros y, consecuentemente, ellos tienen la gran responsabilidad en sus manos de transmitir a los niños y jóvenes una buena educación; luego pues, ellos deberían conocer cual es su nivel de burnout para tomar las medidas necesarias y prevenir un mayor desgaste, tanto físico como emocional, que incluso puede llevar a la muerte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario